Rechazaron el sobreseimiento de Pity Álvarez

 

Todo sigue igual.

 

El Tribunal Oral en lo Criminal y Correccional Nº 29 negó el sobreseimiento de Pity Álvarez, en el marco de la causa que se le sigue por homicidio. La decisión responde a un pedido presentado por su defensa, que había solicitado su libertad luego de que al ex Viejas Locas e Intoxicados se le determinase un cuadro de síndrome depresivo en un informe realizado por el Cuerpo Médico Forense (CMF) en marzo de este año. 

 

Pity Álvarez se encuentra detenido desde 2018, acusado del asesinato de Cristian Díaz, ocurrido en Lugano. El juicio debía comenzar en marzo de este año, pero una semana antes de que ocurriese, el Tribunal decidió suspenderlo luego de que una pericia del CMF estableciese que el ex Viejas Locas presentaba problemas psiquiátricos. Un nuevo informe realizado el mes pasado concluyó que el músico padecía “una afección compatible con síndrome depresivo, antecedentes de uso de sustancias (dependencia), trastorno cognoscitivo no especificado y antecedente de trastorno psicótico no especificado”, según informó el portal Fiscales.

 

Con este cuadro, la defensa de Álvarez solicitó su sobreseimiento al considerarlo inimputable, algo a lo que se opuso el fiscal Sandro Abraldes, al entender que el informe sólo determinaba si el músico estaba en condiciones de afrontar un juicio oral, "sin que de ello quepa extraer conclusiones referidas a la presunta inimputabilidad al momento de comisión del delito imputado". En su intervención, Abraldes solicitó además que el exlíder de Intoxicados siguiese internado dentro del Programa Interministerial de Salud Mental Argentino (PRISMA), en el Complejo Penitenciario de Ezeiza.

 

Los integrantes del Tribunal Oral rechazaron el pedido de sobreseimiento, aunque consideraron que el músico no se halla en condiciones psíquicas aptas para afrontar un juicio oral, en sintonía con lo planteado por el fiscal. En sintonía con lo requerido por la fiscalía, ordenaron su internación en Prisma hasta que la justicia civil estableciese "el tratamiento y el lugar apropiado para su internación, fuera de la órbita del Servicio Penitenciario Federal, de acuerdo a las patologías que presenta", y pidieron informes trimestrales referidos a su salud y evolución.